Sobre el SISFOH (Sistema de focalización de hogares)

|



Acabo de leer lo escrito por el señor Federico Salazar en su columna dominical del diario La República. Allí formula una serie de preguntas y dudas acerca de cómo se implementara  el aseguramiento universal,  de lo engorroso que seria implementar el Sistema de Focalización de Hogares (SISFOH), de la ausencia (¿) de diagnósticos acerca de la situación de la cobertura de salud, entre otras cosas.  Todos estos cuestionamientos surgidos a partir de la promulgación del reglamento de la Ley Marco de Aseguramiento Universal en Salud.
Federico Salazar no ha investigado lo suficiente, el SISFOH se esta implementando en diferentes regiones, municipalidades del país.  No tengo datos, ni estadísticas a la mano, pero bien podría revisar la pagina web del Ministerio de Economía y Finanzas para informarse al respecto.
Lo bueno para mí de lo escrito por Salazar es que me lleva a escribir el siguiente artículo para hablar un poco del SISFOH ya que he tenido oportunidad de ver el proceso de empadronamiento de cerca.  En las siguientes líneas se describirá el SISFOH y además se dará  un ejemplo de cómo va el proceso en un gobierno local de Lima.
ABC del SISFOH[1]
¿Gracias a que normas nace el SISFOH? “DS. N° 130-2004-EF: establece criterios para mejorar la equidad calidad del gasto social; RM N° 399-2004-PCM: crea el SISFOH; RM N° 400-2004-PCM: aprueba herramientas para la asignación de las personas y hogares cuya atención sea prioritaria; RM N° 372-2005 PCM. Encarga a la Unidad Central de Focalización (UCF) a la Dirección General de Asuntos Económicos y Sociales del Ministerio de Economía y Finanzas (DGAES-MEF)”.
¿Y que es el SISFOH? “Es un sistema de información sobre las características socioeconómicas de los hogares que permitirá a los Programas Sociales identificar a sus potenciales beneficiarios” ¿Qué es Focalizar? “Asignar los subsidios del Estado a la población mas pobre y vulnerable”. ¿Y para que focalizar? “Mejorar la equidad, contribuir a la eficacia de programas sociales, garantizar que los recursos lleguen a quienes los necesitan”. 
¿Y como es el proceso de focalización? 
1. Se empadronan los hogares a través de una ‘Ficha Socioeconómica Única’, un registro que se llena como una encuesta donde se consignan diversos datos: nombres, ubicación, numero de hogares, características de la vivienda: tipo de vivienda, forma de propiedad, material predominante en techos, paredes exteriores, pisos, alumbrado, abastecimiento de agua, servicios higiénicos;  datos del hogar: numero de habitaciones ocupadas, combustible utilizado para cocinar, bienes que posee el hogar, abastecimiento de electricidad, gasto mensual en electricidad, numero de personas que viven en cada hogar; para finalizar se consigan los datos siguientes por cada persona del hogar: parentesco con jefe de hogar, parentesco  con jefe de núcleo de hogar, sexo, estado civil, tipo de seguro (aquí se contemplan todos los casos), si sabe leer y escribir, nivel educativo alcanzado, ultimo año de estudios, tipo de ultimo centro educativo, ocupación del ultimo mes, y para terminar si la persona presenta algún tipo de discapacidad.
2. A partir de estos datos, que posteriormente son ingresados a un software informático de manejo sencillo que determina cual es el nivel SISFOH de cada hogar.




¡Tus propias imágenes en una Slideshow para MySpace, Facebook, orkut o tu página web!mostrar todos los imagenes de esta slideshow




3. Identificación de potenciales beneficiarios. 4. Selección de beneficiarios. 5. Rectificación cada 3 años. Como muchos saben la pobreza es dinámica, es decir hay muchos que pueden ser pobres un tiempo pero luego dejar de serlo por diversos motivos, etc, y en otros casos volver a la situación de pobreza debido a: perdida de activos, desastres naturales, muerte del jefe del hogar, etc. Basados en esto la actualización del padrón es necesaria  e ineludible. 6. Graduación.
Mencione al Nivel SISFOH. ¿Qué es eso? Pues  son escalas o grados donde se clasifican a los hogares. Tenemos 7 niveles. Del nivel SISFOH 1 al 2 son considerados “pobres extremos” del SISFOH 3 al 5 son “pobres no extremos”, del SISFOH 6 al SISFOH 7 son “no pobres”. Luego daré un ejemplo al respecto.
Todo este proceso será llevado a cabo a través de las Unidades Focalización Local (ULF)  las cuales son las encargadas de empadronar los hogares, actualizar el padrón general de Hogares y el Registro de Beneficiarios. Que están instaladas en los gobiernos locales.  La ULF tiene la obligación de otorgar el nivel SISFOH  a cada hogar empadronado y al que solicite ser empadronado. El certificado donde se consigne el nivel SISFOH será requerido por los programas sociales para que estos se encarguen de focalizar su atención en la población que lo necesite según su nivel SISFOH, sin la necesidad de contar o no con DNI, esto va también para la atención en servicios para salud -hasta donde sabia- habría que revisar el Reglamento** antes mencionado para verificar si es tan improvisado y proveniente de un estado paquidérmico y de piel desteñida como se le suele tachar.
Para los que gustan de CIFRAS[2]
Según información brindada por la Unidad Central de Focalización (UCF) -- encargada de dirigir todo el proceso, o algo así como la nave nodriza de las ULF  y que desde sus headquarters del MEF brinda asistencia a las ULF’s y procesa la información --  entre Agosto del 2007 y Febrero del 2008 se empadronaron  a 1.86 millones de hogares residentes en las zonas urbanas de 375 distritos del país encontrando: 2.4% y 9.5% con nivel SISOFH 1 y 2; 17.6%, 27.0%, 15.9% con niveles SISFOH 3, 4,5; 15.1%, 12.4% con niveles SISFOH 6 y 7 respectivamente.  Los “pobres extremos” son 11.9%, los “no pobres extremos”  50.5 %, mientras que los “no pobres” suman  27.5%. Cifras elocuentes que ya podemos imaginar como cambiaran radicalmente en el ámbito rural –para ver un vistazo de ello podemos ver los informes del INEI sobre los censos- y que conoceremos mejor cuando se conozcan datos sobre el SISFOH en zonas rurales.
El SISFOH en Lima Norte
He tenido la oportunidad de ver de cerca el trabajo de la Unidad Local de Focalización (ULF) de un gobierno local de Lima Norte, dirigida por una sola persona y que cuenta con el apoyo de otras dos personas. No es un equipo numeroso, pero si efectivo.  Durante 2009 se realizo un empadronamiento complementario al realizado por una empresa encuestadora local, el objetivo ubicar a los verdaderos beneficiarios del Programa de Vaso de Leche. Esta tarea se vio interrumpida por la acción violenta de algunas dirigentes del Vaso de Leche que lograron quemar las fichas recogidas en campo. Intereses  turbios de una de las principales dirigentes del Vaso de Leche de Lima que en años posteriores lograron poner en jaque al gobierno con una marcha multitudinaria se interpusieron en aquel momento en contra del proceso de empadronamiento.
Durante 2010 la tarea ha sido retomada logrando empadronar a un millar de hogares, hasta que otra vez el proceso fue interrumpido al sexto dia de los ochos planificados para empadronar por la dirigencia local del Vaso de Leche. Aunque esta vez no se buscaba empadronar a los beneficiarios de ese programa sino a la población identificada en nivel SISFOH de pobreza extrema y aquellos grupos aun no empadronados.    
Aquí resulta paradójico lo siguiente. El argumento de un grupo de las dirigentes del Vaso de Leche es que al realizar el SISFOH se busca recortar el presupuesto del programa social Vaso de Leche y con ello se estaría afectando a cientos de familias beneficiarias.  Nada más alejado de la realidad. El completar el registro de los beneficiarios del Vaso de Leche en cada distrito es una meta asignada por el gobierno para poder otorgar mayores recursos al Programa  Social referido. Esto esta planteado en el Plan de Incentivos para la Mejora de la Gestion Municipal 2010, segun Decreto Supremo 003-2010-EF. Entonces si no se termina de empadronar a los beneficiarios, no solo no se identificarían los que realmente necesitan ese programa, sino que no se recibirían mayores recursos debido al cumplimiento de esta meta. En la práctica las dirigentes que se oponen al empadronamiento desvirtúan la información y así la envían a sus bases,  establecen multas para aquellxs que no asisten a las marchas o movilizaciones en contra de “aquellos que están contra el pueblo”. Le juegan en contra a los que ‘dicen’ buscan beneficiar. Y buscan perpetuarse en dirigencias como si fueran sus señoríos.  La determinación aquí debe apuntar a finalizar el empadronamiento pero son épocas electorales y algunos prefieren no jugársela.
Como para terminar
El SISFOH ha tenido un proceso muy largo para llegar a como esta, tal vez demasiado largo. Pero resulta una experiencia interesante que necesita ser mejorada y continuada. La focalización es un principio fundamental para la aplicación de lo establecido por las políticas públicas. Sin focalización todas esas buenas intenciones puestas en práctica caen en saco roto. Sino para muestra el botón enorme y apunto de reventar como el saco de Alan García denominado JUNTOS, el cual no ha tenido resultados eficientes y a estado basado en el asistencialismo, además de una nula o débil focalización. Que hace de esta caída de la pobreza reseñada en el último CENSO un mero espejismo.  
Hay aspectos no contemplados para determinar los niveles SISFOH que deberían ser incorporados posteriormente referidos al acceso a la cultura, tecnologías de la información, entre otros. Otro aspecto por mejorar es el referido a la emisión del certificado de nivel SISFOH, las características del mismo lo hacen fácilmente falsificable, aunque frente a esto se pueden realizar las visitas correspondientes para verificar si la información es verdadera, es un aspecto por mejorar.
Si bien el SISFOH no es la panacea es un paso importante para la focalización. Es cierto que existen posibilidades que pueda ser utilizado para beneficiar según diversos intereses (políticos  y otros) pero eso no justifica que debamos desacreditarlo, sino al contrario impulsar, difundir, fiscalizar y mejorar este sistema para que las políticas publicas logren sus cometidos. Otra cosa es que las políticas publicas estén diseñadas erróneamente o sin perspectivas que contemplen la planificación estratégica es decir un proyecto de país, ese tema no solo es del CEPLAN, y es harina de un costal que luego revisaremos.


[1] Toda la información tomada el tríptico: SISFOH “para atender a los mas pobres…” de la UCF-DGAES-MEF. s/f.
[2] ídem.

**: He terminado el articulo y le he dado una revisada muy veloz al reglamento. Sugiero Revisar el articulo #  98 del titulo IV que dice: " Son afiliados al régimen subsidiado todos los residentes en el país en condición de pobreza o extrema pobreza que no cuenten con un seguro de salud. Como beneficiarios del régimen Subsidiado, tienen derecho al conjunto de prestaciones incluidas en el PEAS, con un subsidio del 100%." Previo a esto los articulos que anteceden hacen enfasis en el uso del DNI como el unico documento para estar registrado en el sistema de aseguramiento universal. No queda claro como se asegura quien es pobre y pobre extremo.

Los articulos # 162 al # 172 del titulo VII, tratan de aclarar el asunto pero nada relacionado al SISFOH.

1 comentario:

Anónimo dijo...

hey! muy interesante... yo tmb soy estudiante de sociologia de la Universidad Nacional Pedro Ruíz Gallo de Lambayeque, el SISFOH es solo la base de todo un sistema que poco a poco se irá ampliando... de ahora en adelante toda aquella persona que quiera acceder a un servicio brindado por el estado, tendrá que presentar su informe final de su Ficha SILFOH!! asi que quien quiera menospreciar el trabajo que se hizo es un completo idiota, porque no se puede opinar cuando uno es ajeno a esa realidad...

Alejandro Bernal Corrales
Estudiante de Sociología

Publicar un comentario en la entrada